jueves, 5 de noviembre de 2015

EL CAMBIO DE VESTIMENTA DE LAS MISIONERAS



(Nota del Editor: Paula Marilaf está terminando de estudiar diseño de vestuario y, actualmente, tiene su tienda de ropa modesta “Marilaf Diseño”)

Como misionera retornada y estudiante de diseño de vestuario, no deja de llamar mi atención los cambios que se han ido y se están produciendo en la vestimenta misional.
Cuando fui a la misión, las reglas para la ropa de las misioneras eran diferentes (y eso que no fue hace mucho tiempo). Debíamos usar colores
sobrios, faldas de largo a la mitad de la pantorrilla, no mucho estampado y pantys o medias (lo cual era un poco incomodo, en especial en misiones con mucho calor como fue la mía).
Llevaba la mitad de la misión en el año 2010, nos llegó un informativo diciendo que las normas del vestir de las hermanas habían cambiado, y junto con ello nos mandaron fotos de cómo podríamos vestir desde ese día. Colores más vivos y estampados eran uno de los cambios. Pero lo que más nos impactó fueron dos puntos:
1º El largo de la falda fue elevado a la altura de las rodillas.
2º Eliminación del uso de pantys o medias.
Créanme, una de las primeras cosas que hicimos al leer eso fue tomar nuestras pantys o medias y¡ tirarlas al basurero!


Empezaron a llegar las nuevas misioneras y el cambio de estilo de ropa se notaba mucho. Allí estábamos por un lado las hermanas “grises – antiguas” y por otro las de “colores – nuevas”, ¡era muy divertido! Pero estábamos felices de los cambios, pues las chicas saben cuan difícil es encontrar prendas para la misión, la poca variedad de ropa modesta en el mercado lo hace más complicado y era difícil encontrar faldas al largo de la pantorrilla y lisas o estampados más sobrios.
De hecho, busque por muchas tiendas faldas para la misión y nada me servía (por las reglas anteriores), al final el único lugar que pude encontrar algo fue en la ropa usada y de allí las modifiqué para que me sirvieran. Pero ahora el cambio de largo, colores y estampados hace que se pueda encontrar más variedad de opciones y sentirse más cómodas.
No significa que queremos parecernos al “mundo”, solo que como dijo Kathryn Rawson (esposa de presidente de misión retornada) “nuestros jóvenes pueden vestir en la misma línea de las tendencias actuales, pero aún pueden ser modestos”.
Algo que también me ha llamado la atención de las fotos de la página son los zapatos, ¿recuerdan los tipicos zapatos misionales negros? Ahora hasta se muestran botines de colores claros y con diseños muy a la moda. Y zapatos de colores también.
Ver el tipo de zapatos de la derecha me sorprendió mucho, pues son abiertos en casi todo el pie excepto en el talón y dedos. El color y la forma es algo MUY diferente a lo que se usaba antes.


En cuanto a los hombres, uno de los grandes cambios anunciados este último tiempo es el color de los trajes. Ahora pueden usar tonos más claros y caquis.
Otro es que no deben usar necesariamente la chaqueta para proselitismo. Pueden usar un sweater solamente sobre la camisa.
Algunos han notado también un cambio en el cabello de los élderes que muestran las fotos de la página. Aunque siguen sin estar permitido los mohicanos, degradados, alisados, cabellos de punta o desordenados.
Lo cual pienso también debe haber causado un cambio en los misioneros, en especial a los que sirven en lugares cálidos donde los colores claros en los trajes y el no usar chaquetas les ayudan mucho más a su comodidad.
Y así tienen más opciones para su vestuario y no andar todos los días iguales (ya que antes casi lo único que podían variar era la corbata).

“En el Evangelio de Jesucristo, la modestia en apariencia está siempre a la moda. Nuestras normas no son socialmente negociables”
– Élder Jeffrey R. Holland
Gonzalo Gervic M.
publicado en Radio Kolob

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares