lunes, 9 de noviembre de 2015

La Iglesia aclara dudas sobre los cambios que afectan a los matrimonios del mismo sexo

SALT LAKE CITY - 





En una entrevista en video el viernes 6 de noviembre de 2015 en Salt Lake City, El Élder D. Todd Christofferson del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días Santos reafirmó la posición de la Iglesia sobre el matrimonio y los cambios en el manual con respecto a la política de la Iglesia que afecta a las parejas del mismo sexo y sus hijos.
La entrevista fue para ayudar a los miembros de la Iglesia, los medios de comunicación y al público a entender mejor el propósito de los cambios, que se han discutido ampliamente en los medios de comunicación, en las redes sociales y en otros lugares.
Se hicieron los cambios esta semana en el Manual 1 de instrucciones para líderes de la iglesia  y fueron aprobados por la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles. Las revisiones se describen en una carta que fue enviada a los líderes locales de la Iglesia en todo el mundo (ver el video y leer la transcripción de la entrevista a continuación). 


Transcripción de la Entrevista Elder D. Todd Christofferson:  
Michael Otterson, Director General de Asuntos Públicos de la Iglesia: ¿Cómo describiría su papel como líder de la iglesia?
Élder D. Todd Christofferson, del Quórum de los Doce Apóstoles: Bueno, las responsabilidades, por supuesto, incluye asuntos administrativos, pero ante todo, es un ministerio. Y nosotros, mis colegas y yo, viajamos por todo el mundo a muchos lugares, en muchas circunstancias y hacemos lo que el Señor mandó hacer a Pedro: apacentar a sus ovejas. Y estas preguntas que han surgido, con gusto las contestaré. Son difíciles, son sensibles, tocan las fibras del corazón y son muy reales. Y esto es sobre la familia; es sobre el amor y sobre todo el amor del Salvador y cómo Él quiere que las personas sean ayudados y alimentados y levantadas, esa es toda la motivación que subyace en nuestro esfuerzo.
Michael Otterson: El 5 de noviembre, la Iglesia hizo algunos cambios en su manual de instrucciones en relación con el matrimonio entre personas del mismo sexo y su política hacia los hijos de cónyuges del mismo sexo. ¿Podría explicar por qué eran necesario esos cambios?
Elder Christofferson: Consideramos que el matrimonio entre personas del mismo sexo es un pecado particularmente grave e importante, tan grave que requiere la disciplina de la Iglesia. Significa que la disciplina es obligatoria - no dicta los resultados sino que dicta que la disciplina es necesaria en esos casos. Es una declaración para  eliminar cualquier pregunta o duda que pueda existir. Reconocemos que los matrimonios del mismo sexo ahora son legales en los Estados Unidos y algunos otros países y que la gente tiene el derecho, si así lo desean, para entrar en ellos, y entendemos eso. Pero eso no es un derecho que existe en la Iglesia. Esa es la aclaración.
Michael Otterson: En los últimos dos años ha habido una comprensión y aceptación por parte de la iglesia para las personas que experimentan atracción por el mismo sexo, pero ahora esta política parece ser un poco brusca. ¿Qué es lo que realmente motivó este cambio en el manual?
Elder Christofferson: En cierta medida se trataba de cuestiones que han surgido en diferentes partes del mundo y en los Estados Unidos. Con la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos, había una necesidad de una distinción que debe hacerse entre lo que puede ser legal y lo que puede ser la ley de la Iglesia y la ley del Señor y cómo respondemos a eso. Así que debíamos aclarar; es una cuestión de entender el bien y el mal; es una política firme que no quede lugar a dudas. Creemos que es nuestra obligación como discípulos del Señor Jesucristo, a no ceder ningún terreno en cuanto al amor, simpatía, ayuda,  hermandad y en hacer todo lo posible por servir; pero al mismo tiempo, mantenemos los estándares. Ese fue el patrón del Salvador. Él siempre fue firme en lo que era correcto y lo incorrecto. Nunca justificada el pecado.Nunca redefinió. Nunca cambió de opinión. Era lo que era y es lo que es y en eso estamos, pero su compasión, por supuesto, era insuperable, su deseo y voluntad constante al esforzarse por ministrar, por sanar, por bendecir, por levantar y llevar a la gente hacia el camino que conduce a la felicidad nunca cesó. Ahí es donde estamos. No vamos a detener eso.No vamos a ceder en nuestros esfuerzos para ayudar a la gente a encontrar lo que trae la felicidad, pero sabemos que el pecado no lo hace. Y así vamos a mantenernos firmes allí porque no queremos engañar a la gente. No hay bondad al desviar a la gente y conducirlos a cualquier malentendido sobre lo que es verdad, lo que es correcto, lo que está mal, lo que conduce a Cristo y lo aleja de Cristo.
Michael Otterson: ¿Por qué los hijos de estas parejas del mismo sexo un problema?
Elder Christofferson: Bueno, al responder a su pregunta, permítame decir que hablo no sólo como un apóstol en la Iglesia, lo hago como esposo, como padre y como abuelo. Y al igual que otros en estos llamamientos eternos, tengo un sentido de compasión y simpatía y tiernos sentimientos. Así que ésta política se origina en esa compasión. Tiene su origen en el deseo de proteger a los niños en su inocencia y en su infancia. Por ejemplo cuando se da la bendición y nombre a un niño en la Iglesia, lo que sucede cuando un niño tiene padres que son miembros de la Iglesia, se disparan muchas cosas. En primer lugar, un registro de membresía para el niño. Se dispara la asignación de maestros orientadores. Se dispara la expectativa de que van a estar en Primaria y las otras organizaciones de la Iglesia. Y eso probablemente no será algo apropiado en el hogar, en el entorno familiar en el que están viviendo como hijos cuando sus padres son una pareja del mismo sexo. No queremos que se generen conflictos. No queremos que el niño tenga que lidiar con los problemas que pueden surgir cuando los padres se sienten de una manera y las expectativas de la Iglesia son muy diferentes. Y así con el resto de ordenanzas como el bautismo y así sucesivamente, no queremos que eso pase, cuando un niño llega a la mayoría de edad, si él o ella sienten que quieren y pueden tomar una decisión informada y consciente de su bautismo no habrá mayor problema si al final esa es la decisión que quieren tomar. Mientras tanto, no estarán expuestos en una posición en la que habrá dificultades, retos y conflictos que pueden dañar su desarrollo en años muy tiernos.
La situación de las familias polígamas, por ejemplo, y las parejas de matrimonio del mismo sexo y las familias realmente tiene un paralelo. Durante generaciones hemos tenido estos mismos tipos de políticas que se relacionan con los niños de las familias polígamas que no íbamos a seguir adelante con las ordenanzas mientras permanezcan en ese entorno hasta que alcancen la mayoría de edad. Ese es el mismo tipo de situación que estamos tratando aquí, así que es algo de lo que ya hemos tenido experiencia. Es una práctica realmente análoga y que se ha enfrentado durante muchas generaciones.
Michael Otterson: También existen posibilidades de personas que han alcanzado la mayoría de edad y que tal vez quiere servir una misión en la Iglesia, y que vienen de un matrimonio entre personas del mismo sexo. No es un requisito que repudien la idea del matrimonio entre personas del mismo sexo. No desconocer a sus padres, pero  si el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Cuál fue la idea detrás de todo esto? 
Elder Christofferson: Bueno de nuevo, esto es un paralelo con la poligamia. Cualquier persona que sale de un entorno polígamo y que quiere servir en una misión, tiene que dejar en claro que tales prácticas están mal y son pecado y que no pueden ser seguidas. Ellos deben repudiar la práctica del matrimonio plural. Y eso sería el mismo caso aquí. Ellos repudian o  mejor dicho ellos apoyan las doctrinas y prácticas de la Iglesia con respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo. Así que ellos estarían diciendo, como usted lo ha dicho, no deben renegar de sus padres, pero si rechazar tal práctica.
Michael Otterson: Elder Christofferson, se ha prestado mucha atención más o menos en el último año en la divulgación de  mensajes de la Iglesia sobre el ser justo para con todos - la idea de "justicia para todos",  esa frase se ha utilizado una gran cantidad de veces. ¿Cómo funciona el enfoque de equidad para todos, sobre todo en relación a la atracción entre personas del mismo sexo, que es tema de esta conversación?
Elder Christofferson: Esto en realidad es como una moneda que tiene dos caras. Por un lado, hemos trabajado y seguiremos haciéndolo para proteger los derechos al empleo, la vivienda y ese tipo de cosas para todos. Y por otro lado, es necesario que haya respeto y reconocimiento de los derechos de la comunidad religiosa para establecer sus normas y vivir de acuerdo con ellas  así como enseñar y cumplir con sus propias doctrinas, como la que se refiere el matrimonio. La Iglesia, por supuesto, no intente practicar el control de la mente, y la gente tiene diferentes opiniones. Sólo es un problema si hay actividades de propaganda y la gente aboga en contra de la norma y la posición clara y explícita de la Iglesia, ya que se ha declarado en repetidas ocasiones, y ahora nuevamente.
Michael Otterson: Hay otras ordenanzas, como la bendición de los enfermos cuando un bebé está enfermo. ¿Esta política también excluye ese tipo de bendición, o es sólo para la membresía formal?
Elder Christofferson: Cuando estamos hablando de bendiciones, bendiciones del sacerdocio, dadas a aquellos que están enfermos o quieren una bendición de consuelo o guía, es abierto a todos. Esto podrá ser durante toda su vida, desde la infancia, siempre y cuando ese sea el deseo de los padres y del niño. Eso es algo que estamos ansiosos de proporcionar.
Michael Otterson: ¿Así que si un abuelo, por ejemplo, con el permiso de los padres quiere bendecir a su nieto, queda permitido, si es una bendición de salud o bendición en caso de enfermedad?
Elder Christofferson: Es correcto Donde haya cualquier tipo de necesidad de bendición, en busca de consejo, ayuda de cualquier tipo, que se puede ofrecer; queremos hacerlo.


Traducción libre por Antonio Hernádez Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares