viernes, 1 de abril de 2016

Conferencia General, ¿Sólo para miembros de la Iglesia?

La Conferencia General es sin duda un momento especial, esperado por muchos de los miembros SUD, es el encuentro con el mensaje que llegará a su corazón o alma y podrá ayudar a entender un poco más de la vida o incluso a modificarla. 
Desde hace año y medio comencé a llevar una vida más apegada a la iglesia, esto implica no solo destinar el domingo para ir a la Capilla, leer mis escrituras o tener la noche de hogar, sino darle un sentido diferente a ésta. Provengo de una familia Católica que además de ser muy tradicionalista es muy apegada a lo que profesa, por lo cual no se me ha hecho de ninguna manera difícil.
Reconozco que los SUD tienen una vida llena de actividades pero estas también forman parte de una vida diferente del resto del mundo.

Cuando comencé a apegarme a la Iglesia, me extrañó el saber que existían las Conferencias Generales, que para los no miembros que me leen, son dos días (Sábado y Domingo) de la primera semana de Abril y de Octubre que se destinan para escuchar los mensajes que la Primera Presidencia de la Iglesia así como de las Autoridades Generales. En ellos se tocan temas actuales, problemáticas que nos llevan a pensar, repasar o actuar de una manera diferente. Pero, ¿Estos mensajes solo son destinados para los SUD?
La primera Conferencia General que pude escuchar, pensé sería difícil por no ser miembro, llevar poco tiempo asistiendo a los servicios y de conocer a los misioneros, ¿Qué podría yo entender? me preguntaba, pero algo extraño sucedió, por ciertas complicaciones olvidé la hora de la transmisión de ambos días, mi novio (en esos momentos, hoy mi esposo) me preguntó si había podido sintonizarlas por lo que me sentí un tanto angustiada, le contesté con la verdad y él como siempre respeto mi situación.

Esto me mantuvo inquieta, tenía unas semanas asistiendo a los servicios cuando me decidí escuchar la Conferencia General a destiempo, recordé el porque tuve la fortuna de conocer a mi hoy esposo (historia que en otra ocasión les contaré), me atreví a hablar con él gracias a un mensaje publicado por él en twitter de un mensaje de Conferencia General.

Aún sin ser miembro los mensajes de la primera Conferencia General (Octubre de 2013) que decidí escuchar cambiaron mi vida, en especial el mensaje del Presidente Dieter F. Uchtdorf "Vengan unansé a nosotros", ese mensaje parecía que despejaba dudas de la Iglesia, era como si el mismo Jesucristo me indicara que debía hacer, son tan especiales las palabras que con amor decía el Presidente que parecía que solo se dirigía a mi. Así para miles de personas que no son miembros de la iglesia habrá un mensaje, una palabra que puede llegar a cambiar sus vidas, agradezco a mi esposo por haberme recordado ese día de la Conferencia General.

¿Qué tanto estamos dispuestos a colaborar con el Señor en su obra misional? Somos todos misioneros, somos los encargados de llevar a las personas a encontrarse con el evangelio que no solo se puede hacer con los Servicios Dominicales, que maravilla tan grande es que podamos llevar a nuestros amigos no miembros de la Iglesia a una sola de las sesiones de la Conferencia General para que estos puedan sentir y testificar de las palabras del Profeta viviente y revelador, así como de las autoridades generales. No seamos indiferentes, este fin de semana puede ser el momento de ayudar en la gran obra misional invitando a no miembros y miembros menos activos a escuchar un mensaje que puede ser importante en sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares