sábado, 6 de octubre de 2018

Resumen Sesión General de Mujeres 2018.



Sesión General de Mujeres


Hermana Joy D Jones.
  • El rechazo nunca es cómodo, pero es necesario para tener experiencias significativas.
  • Necesitamos preguntarnos a nosotros mismos. ¿Realmente estamos sirviendo del amor del Señor? ¿O por nuestras propias metas personales?.
  • La manifestación más alta del amor es la devoción a Dios.
  • El servicio nos puede llevar a trazar algo más alto dentro de nosotros.
  • ¿Puede la realización incluso de una tarea sencilla convertirse en una oportunidad para demostrar nuestro amor y devoción a él? Creo que puede y lo hará.
  • Los actos de servicio y la bondad a través de nuestra decisión deliberada de seguirlo santificarán nuestros esfuerzos al final.
  • Cuando servir a nuestro Dios se convierte en nuestra principal prioridad en la vida, nos perdemos a nosotros mismos, y a su debido momento, nos encontramos a nosotros mismos.
  • Dale al Señor lo mejor que tengas.
  • Persevera, nunca te des por vencido. Todo va a pasar en el tiempo de los Señor y será el mejor momento.


Hermana Michelle Lynn Craig
  • Todos sentimos una brecha entre dónde y quiénes somos y dónde y quién queremos llegar a ser.
  • Podemos caminar por el camino más alto a Dios y su paz o escuchar a Satanás-que nunca será suficiente.
  • El descontento divino nos lleva a actuar. 
  • El desaliento paralizante nos lleva a la desesperación.
  • Nunca reprima a una hermana de pensamiento generoso.
  • Lo que te ayuda a hacer el bien es de Cristo.
  • La paz llega sabiendo que "ser" más no equivale a "hacer" más.
  • Cuando se le solicite, podemos dejar los platos en el fregadero o en una bandeja de entrada llena de desafíos que exigen atención para leer a un niño, visitar a un amigo, cuidar de los niños de un vecino o servir en el templo.
  • Con la gracia de Dios, somos suficientes.
  • Ya sean impulsos directos o simplemente impulsos de ayuda, una buena acción nunca se desperdicia, porque la caridad nunca falla y nunca es la respuesta incorrecta.


Hermana Cristina B. Franco.
  • Vivimos en un mundo egoísta donde la gente constantemente pregunta, ¿Qué puedo sacar ventaja? en lugar de preguntar, ¿a quién puedo ayudar hoy?.
  • El ingrediente secreto es el amor.
  • ¿Estamos dado todo al Señor sin reservas?, ¿estamos sacrificando nuestro tiempo y talentos para que la generación siguiente pueda aprender a amar al Señor y guardar sus mandamientos? ¿estamos viviendo los dos grandes mandamientos "amar a Dios y amar a sus hijos"? A menudo ese amor se manifiesta como servicio.
  • Somos más felices y más satisfechos cuando actuamos y servimos para lo que damos, no para lo que conseguimos.
  • Las asignaciones no son el punto. Mire a su alrededor para ver quién necesita ayuda y intensificar
  • El amor se hace sagrado a través del sacrificio.



Presidente Henry B. Eyring

  • El Señor está derramando conocimiento sobre su Iglesia, como él dijo que lo haría.
  • Las hijas del Padre celestial jugarán un papel primordial en la aceleración de la obra.
  • Los padres y las madres están obligados a ayudarse mutuamente como socios iguales.
  • Eva recibió conocimiento de que Adán debe tomar de la fruta del conocimiento. Ella consiguió el conocimiento primero.
  • Se necesita un gran amor para sentir las necesidades de otra persona más que la suya.
  • El Señor fortaleció a los hijos de Helamán a través de las enseñanzas de sus madres.
  • Como hijas de Dios tienen una habilidad innata para amar.
  • Sea cual sea tu condición en la que te encuentras, eres una parte clave de la familia de Dios y de tu propia familia.
  • Sus desafíos son saber a ¿quién educar?, ¿cómo?, y ¿cuándo?.
  • El Señor requiere un corazón y una mente dispuesta. El hecho de que estén aquí escuchando es una prueba.
  • Dios  escucha y responde a oraciones tan sentidas de madres preocupadas.
  • Nunca dejen de amar.



Presidente Dallin H. Oaks
  • Hoy necesitamos mujeres que sepan hacer que las cosas importantes sucedan por su fe.
  • El Reino de Dios no será y no podrá estar completo sin mujeres.
  • Madres, queridas hermanas, les amamos por lo que son y por lo que hacen por todos nosotros.
  • Necesitamos mujeres que enseñen sin miedo.
  • Mis queridas jóvenes hermanas, por su conocimiento del evangelio restaurado de Jesucristo, son únicas.
  • Bendecirá sus vida si limita su uso y dependencia de los teléfonos celulares.
  • Las pequeñas acciones de la inamabilidad pueden tener consecuencias devastadoras.
  • El Señor necesita que ustedes se vean como, sean como, suenen como discípulos de Jesucristo.
  • Si eres mala, detente ahora.
  • Nuestro mundo necesita tu bondad y amor. Sean amables el uno con el otro. Amarse unos a otros. Tratar a los demás como queremos que nos traten. Esfuérzate por ser amable.



Presidente Russell M. Nelson.
  • Toda mujeres es madres, en virtud de se naturaleza divina.
  • Nadie más puede hacer lo que una mujer virtuosa.
  • Su naturaleza las lleva a pensar en los demás.
  • Las mujeres ven las cosas diferentemente que los hombres, y ¡Oh, cómo necesitamos su perspectiva!
  • Las mujeres alcanzan, consuelan y fortalecen en el Evangelio de Jesucristo.
  • Oren para entender sus dones espirituales, para cultivarlos y expandirlos más de lo que nunca lo han sido. Cambiarán el mundo a medida que lo hacen.
  • Les tengo 4 invitaciones:
  1. Les invitó a participar en un ayuno de 10 días en las redes sociales.
  2. Las invitó a leer el libro de Mormón desde hoy, hasta el fin del año.
  3. Establezcan un patrón de asistencia regular al Templo.
  4. Participen de lleno en la Sociedad de Socorro.
  • Mis queridas hermanas, las necesitamos. Necesitamos su fuerza, su conversión, su convicción, su habilidad para liderar, su sabiduría y sus voces. Simplemente no podemos reunir a Israel sin ustedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas recientes