jueves, 28 de febrero de 2019

Todos me adoraban como Cosmo, el puma, pero, ¿Sería igual si supieran quién estaba detrás de la máscara?


Escrito por Charlie Bird para Deseret News.
February 26, 2019 10:08 am


Mientras interpreté a “Cosmo”, el puma mascota de la Universidad de Brigham Young, mantuve la mejor parte de mi vida en secreto para todos a mi alrededor detrás de una máscara. Viajé por el país, actué para millones de personas, me tomé fotos con fanáticos que gritaban, firmé autógrafos y bailé como si nadie estuviera viendo, aunque todos lo estaban.



Mi último año como “Cosmo” fue inolvidable. Fue emocionante ver a los fanáticos de todo el mundo compartir el video del baile más nuevo de "Cosmo", que obtuvo cientos de millones de visitas a través de las plataformas de redes sociales. Actué en vivo en ESPN en los “College Football Awards”, y NBC Sports apodó al 2017-2018 como el "Año de la mascota" en honor a la influencia viral de "Cosmo". Cuando era Cosmo, me sentía invencible.




Parecía aterrador bailar frente a 60,000 personas, pero era mucho más aterrador el pensamiento que a menudo se asomaba en mi mente: "Si supieran quién soy realmente, ¿me odiarían?"


Usé otra máscara mientras estudiaba en BYU, una máscara para cubrir la vergüenza que sentía por ser "diferente". Durante años le supliqué a Dios que cambiara mi orientación sexual, pero  fue hasta que regresé de cumplir una misión de tiempo completo para la Iglesia De Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y retomar mis estudios en BYU que comencé a darme cuenta que ser gay era una parte integral de mi. Mientras luchaba por desarrollar una mejor comprensión de mí mismo, sentí una presión inmensa para ocultar mi orientación sexual. Estaba muy consciente de lo que algunos de mis compañeros dijeron acerca de la comunidad gay, cómo veían la atracción por personas del mismo sexo y las palabras desagradables e insensibles que a menudo usaban para describir a las personas LGBTQ, gente como yo.



La misma comunidad que me hizo sentir como una superestrella a menudo me hizo sentir roto, sin amor y defectuoso.


Hay muchas personas como yo que sufren en silencio, luchando por reconciliar ideas complicadas con pensamientos, sentimientos y creencias religiosas. Hay muchos que se sienten incomprendidos y desconsolados. Nunca sabemos quiénes de los que nos rodean podrían estar usando una máscara.

Pero aprender a ser más inclusivos y conscientes de los demás puede marcar una diferencia significativa.


Cuando no estaba entrenando, actuando, lavando trajes de puma gigantes o encerrándome en la biblioteca para estudiar, comencé a pasar más tiempo trabajando con un pequeño grupo de estudiantes y miembros de la administración de la universidad para crear un ambiente en el campus más inclusivo . Sentí una enorme sensación de logro cuando nuestro grupo recibió el permiso para celebrar el primer panel de discusión pública sobre temas LGBTQ en BYU. Desde entonces, la inclusión de la comunidad LGBTQ ha aparecido en diferentes momentos por profesores y visitantes del campus. El más notable fue el Élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, quien pidió a todos que “escuchen y comprendan lo que sienten y experimentan nuestros hermanos y hermanas LGBT”.




Si bien estoy agradecido por el progreso, siento que, como comunidad, estado y país, todavía tenemos un largo camino por recorrer.


Durante mi último año, la universidad que representé con orgullo fue clasificada como la segunda universidad más amigable con la comunidad LGBTQ en los Estados Unidos, según las respuestas de los estudiantes a una encuesta de Princeton Review. Ese mismo año, una encuesta a nivel nacional efectuada por GLADD, un grupo de medios LGBTQ, encontró que los estadounidenses habían aumentado la intolerancia hacia la comunidad LGBTQ por primera vez en cuatro años. El porcentaje de encuestados que dijeron sentirse incómodos con tener personas LGBTQ en sus lugares de adoración, saber que un miembro de su familia es gay o tener un hijo en un aula con un profesor LGBTQ aumentó en comparación con años anteriores. Creo que podemos hacerlo mejor.


Debemos reconocer que los miembros de la comunidad LGBTQ están presentes y participan en discusiones tanto académicas como religiosas. Debemos aprender que mostrar empatía y apoyo no es un compromiso de los valores morales. Debemos "consolar a los que necesitan de consuelo".


Al integrar mi orientación sexual con la actividad de mi iglesia y la fe en Jesucristo, mi futuro a veces parece sombrío y abrumador. Sin embargo, la familia y los amigos que me han mostrado amor y apoyo semejantes a los de Cristo me dan esperanza. Estoy agradecido a todos los que utilizaron un lenguaje inclusivo o expresaron empatía hacia la comunidad LGBTQ. Puede que no lo supieran, pero en pequeñas formas me ayudaron a tener una sensación de pertenencia que necesitaba desesperadamente. La comunidad LGBTQ necesita mucho amor y apoyo tangibles.


Desde que me gradué, me he quitado las dos máscaras que solía usar. Extraño ser “Cosmo” como nunca antes me había pasado, y siempre estaré agradecido por las notables oportunidades que surgieron con ese rol. Al mismo tiempo, mi nuevo consuelo al venir a quienes me rodean me ha liberado de gran parte de la deshonra y la vergüenza que una vez me parecieron inseparables de mi vida. Hacerlo me ha permitido sentir más plenamente el amor de los demás. Hacerlo me ha permitido sentir más plenamente el amor de Dios.


Todos merecen una vida donde las experiencias sobresalientes y transformadoras no estén cubiertas de tristeza como la mía a menudo. Al mostrar activamente el amor y la aceptación, podemos crear un espacio en el que las personas puedan quitarse las máscaras, sin estar sujetos al aislamiento y la desesperanza que conlleva sentirse obligado a ocultar quiénes son realmente.

Traducción libre por Antonio Hernández Sánchez
Publicación original https://www.deseretnews.com/article/900057600/guest-opinion-everyone-loved-me-as-cosmo-the-cougar-but-would-they-love-who-i-was-behind-the-mask-byu-lgbt-gay.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas recientes